≡ Menu
fotografia-panoramica

Si los ojos son el espejo del alma, una buena imagen puede ser el espejo de cualquier negocio. La imagen corporativa es el aspecto visual que queremos hacer llegar a nuestros clientes, nuestra personalidad como empresa y como empresarios. Puede que tengamos un producto de calidad 10 pero si nuestra imagen de marca no tiene buena apariencia, pocos se acercarán a comprarnos.

Seríamos muy ingenuos si nos limitáramos a pensar que la imagen corporativa se limita al logo y a las tarjetas, ya que su influencia se expande a áreas que alcanzan el ámbito de la psicología y el estudio de mercado. Con la imagen estaremos dando información de con qué empresas queremos que se nos relacione; del tipo de público al que vamos dirigidos y de qué forma nos dirigimos a él; cómo queremos ser percibidos por nuestros compradores y qué se puede esperar de nosotros.

En este sentido, los diseñadores gráficos nos ayudan a poder crear la imagen de lo que la empresa quiere transmitir, entre lo que estaría incluido el logo y todo lo demás. Pero no solo los diseñadores nos ayudarán a alcanzar nuestro objetivo, a la hora de plasmar nuestra imagen como empresa, los fotógrafos podemos ser de gran ayuda.

Una buena fotografía, tanto compositiva como técnicamente, puede atraer a mucha más gente que cualquier diseño estudiado durante meses. Como en cualquier imagen de marca, en una foto debemos plasmar toda la información que queremos transmitir sobre nosotros y sobre nuestro producto. En este sentido, las imágenes panorámicas son una buena baza con la que contar a la hora de transmitir una idea.

Conocidas también como fotografías de amplio formato, permiten con sus imágenes con puntos de vista alargados, plasmar una amplia secuencia de lo que acontece en un lugar, ofreciendo una imagen más general del evento y de lo que se quiere transmitir al espectador. Esto es lo que ha conseguido con esta fotografía la empresa de cruceros Cruceroclick,  en la que tanto el producto que venden como los protagonistas a los que va dirigido, quedan perfectamente plasmados.

crucero

En otro tipo de fotografías corporativas, la composición se realiza de tal forma para que los protagonistas seamos nosotros. En esta fotografía de un torneo de poker de la sala de poker Full Tilt en Iguazú (Argentina), se nos ofrece una visión bastante completa de una parte de una de las salas y a un lado podemos ver a un chico joven que mira directamente a la cámara. Las sillas vacías, nos invitan a sentarnos para participar en el juego. Además, el joven anfitrión que nos mira directamente a los ojos representa al público meta del evento, joven, tranquilo y seguro y que, al mirarnos, nos invita a entrar.

Sala de Poker Full Tilt

Muchas fotografías corporativas se han acabado convirtiendo en la imagen de la empresa. Este es el caso del puente de la aseguradora Mapfre. En esta composición la empresa se convierte en un puente firme y seguro que sostiene nuestros pasos en el camino de la vida protegiéndonos con seguridad. La fotografía del puente nos lleva a identificarla directamente con la imagen de  la empresa, convirtiéndose el logo en un reflejo sintético de lo que queda plasmado en la foto.

Golden Gate Bridge

Puente Largo

Los más clásicos siempre pueden recurrir al retrato corporativo para promocionar su empresa. Un retrato corporativo a diferencia del retrato común, son retratos que quieren transmitir los valores de la empresa y de la gente que trabaja en ella, independientemente de su verdadera personalidad. Con esta foto se retrató el último adiós del restaurante el Bulli del cocinero español Ferran Adrià. Pese a que la imagen aparece cortada, se puede ver al chef en medio rodeado de cocineros de todo el mundo que lo aplauden vestidos con los delantales del restaurante. En el centro está Ferran Adrià, cuya personalidad y locura se identificaron con los valores de la empresa, por lo que su genio y figura acabó convirtiéndose en la mejor imagen corporativa de este emblemático restaurante.

cocinero español Ferran Adrià.

{ 0 comentarios… add one }

Dejar un comentario